mi-mision-era-acercarme-a-miranda-9788494405112

Y mientras coloreaba, de vez en cuando volvía la cabeza a la izquierda, a la derecha, como esperando ver una mariposa roja o una de esas flores no sabe por qué llamadas diente de león que cuando se secan se vuelven ligeras, para que un poco de viento o un soplido permita la dispersión de sus semillas y entonces parece que las flores vuelan. Miranda no iba a verme, yo no podía dejar que me viera, pero tampoco iba a irme, ni muchísimo menos: tenía que contarle algunas cosas.

El cerdito pulcro - Tobias Hecht y Cristina Pérez Navarro
Zapatilla, la tortuga marina - Iván Sainz Gutierrez y Judit G. Barcina
A L’ESTIU - Giovanna Zoboli
I TU, QUÈ FAS DISSABTE? - Lia Casas Setplans | Mireia Pujol Riera
SOCARRADES - VVAA
SOTA CIMENT - Olga Molla
icone subscripcions

A Virus també necessitem recuperar energies.
Tanquem del 6 al 21 d'agost. Les vostres comandes es prepararan a partir del 22.
Gràcies pel vostre suport!