Imágenes-rotas-9788412188721

Imágenes rotas fue el tercer volumen que dedicó Simon Leys a la China maoísta, en 1976, año de la muerte del "Gran Timonel". Lejos de elaborar complejas teorías, Leys nos brinda un conjunto de testimonios individuales, confidencias espontáneas marcadas por el sabor amargo de la experiencia vivida bajo el régimen de la mentira desconcertante en los estertores de la "Revolución cultural". La segunda parte se compone de ensayos sobre la política y la cultura de un maoísmo agonizante, incluyendo la necrológica de Mao. Simon Leys (1935-2014), pseudónimo del escritor y sinólogo belga Pierre Rycksmans, estudió lengua, literatura y arte clásico chinos en Taiwán, Singapur y Hong Kong. En 1971 publicó El traje nuevo del presidente Mao, donde denunciaba la barbarie de la "Revolución cultural". Sus ensayos están marcados por la dimensión humana, el aspecto ético de la política y la integridad intelectual.

Simon-Leys-9788412188721

Simon Leys: (1935-2014), pseudónimo del escritor y sinólogo belga Pierre Ryckmans, estudió lengua, literatura y arte clásico chinos en Taiwán, Singapur y Hong Kong. En 1970 se estableció en Australia para enseñar literatura china en la universidad. En 1971 publicó El traje nuevo del presidente Mao (Ed. El Salmón, 2017), donde denunciaba la barbarie de la «Revolución Cultural» y del régimen maoísta, labor que prolongaría en Sombras chinescas e Imágenes rotas. Otros trabajos sobre arte, política y literatura china quedarían recogidos en el volumen Essais sur la Chine. Espíritu libre ajeno a camarillas y obediencias, enamorado de China y del mar, crítico mordaz, erudito y divertido, sus ensayos estarían siempre marcados por la dimensión humana, el aspecto ético de la política y la integridad intelectual.

El traje nuevo del presidente Mao - Simon Leys
George Orwell - Bernard Crick
Europa en descomposición - Karl Polanyi
Putas, república y revolución - Marta Venceslao Pueyo, Mar Trallero y Genera
El eco de los pasos - Juan García Oliver
LA GUERRA NO TÉ CARA DE DONA - Svetlana Aleksiévitx

subscriu-t´hi