Notícies i ressenyes

GATO SUECO | Nueva editorial infantil en venta y distribución

Desde hace unos días tenemos, entre nuestro fondo para distribución en librerías y para la venta en nuestra librería web, una nueva editorial infantil. Se trata de Gato Sueco, sello especializado en la traducción al castellano de literatura infantil sueca, en la que podemos encontrar cambios de roles entre peques y adultos o también de los roles de género. Otra aportación para ofrecer una mirada siempre divertida pero siempre diferente para la chavalería

(+)

¿Drones armados para tareas policiales? Ya están aquí

Por Iker Bizkarguenaga

Imaginen la escena: un criminal –o una manifestante, un activista, un altermundista, una inmigrante, un militante…– corre como alma que lleva el diablo. No se permite parar, por si acaso, pero mira hacia atrás de reojo y no ve a nadie. Medio sonríe, porque piensa que ha despistado a sus perseguidores. En ese momento de fugaz relajación, una descarga eléctrica que proviene del cielo lo deja noqueado. Cuando se despierta está tumbado en el camastro de una celda. Lo han pillado.

Esta secuencia, que parece propia del imaginario distópico de Asimov, Philip K. Dick, Scott, los Wachowski o, ya que hablamos de policías, del menos talentoso Verhoeven, podría ser real antes de lo que pensamos. De hecho, ya es factible en Dakota del Norte, estado que tiene el dudoso honor de ser el primer lugar, junto a la India, en autorizar el uso de drones armados con fines policiales.

En principio, según lo aprobado se trataría de armamento «no letal» –¿cabe un oxímoron mayor?–, como gas lacrimógeno, gas pimienta, tasers que lanzan descargas eléctricas o balas de goma, cuya «no letalidad» desgraciadamente conocemos muy bien en este país. Algo parecido ocurre con los tasers, que según datos de “The Guardian” solo en lo que llevamos de 2015 han matado a 39 personas. Mucho, para un arma no letal.

Partidarios y detractores

(+)

La aventura libertaria

Por Violeta Serrano

El 25 de mayo pasado murió en Barcelona, la ciudad que lo había visto nacer en 1931, el poeta anarquista Jesús Lizano. Su obra fue tan profusa que la edición que llegó a hacer Esther Tusquets en Lumen, Lizania. Aventura poética, que abarca su producción hasta el 2000, tiene más de 1700 páginas. Y no sólo siguió escribiendo. Además, buena parte de su obra se puede descargar por Internet. Su vida marcó un viraje del cristianismo y el comunismo al credo ácrata, y el propio poeta se consideraba un marginal en el ambiente literario a pesar de los numerosos reconocimientos de críticos y colegas –a los que por más de veinte años les dirigió unas “Cartas al poder literario”– y la respuesta del público a sus siempre picantes apariciones. Jesús Lizano fue un poeta de la libertad en acto y palabra cuya obra vale la pena comenzar a recorrer aun después y a pesar de su muerte.

“¡Un momento!, ¿acordaos, eh? Que tenéis que repetir todos verso por verso, palabra por palabra, con mi entonación, en voz alta y a la vez”, dijo. E, inmediatamente después, comenzó a recitar desde un atril improvisado uno de sus poemas más emblemáticos: “Oda a la mierda”.

Todos los presentes, salvo uno, siguieron el juego, como si estuviesen llevando a cabo un rezo grupal, una oración ácrata dictada por un poeta al que no parecía importarle que en su cuerpo convivieran la barba de Walt Whitman y los ojos inocentes de un becerro (+)

La memoria imprescindible de la COPEL

Por Layla Martínez

Los abismos se abren donde menos lo esperas. Por ejemplo,en la cárcel de El Dueso, en Cantabria, en algúnmomento de principios de 1978. Hace solo unas semanasque el GRAPO ha asesinado de varios tiros a Jesús Haddad, el Director General de Instituciones Penitenciarias. El atentado era una respuesta a la muerte de AgustínRueda, un militante anarquista catalán torturado durante días en la cárcel de Carabanchel tras su participación en un motín. El sustituto de Haddad se llama Carlos García Valdés y solo tiene 31 años. Le han elegido a él porque nadie quiere ese cargo. Nadie quiere hacer frente a las cárceles destrozadas por la oleada de motines, a las reivindicaciones de los presos, a las presiones de los funcionarios que piden mano dura para acabar con las protestas. Nadie quiere hacer frente al dolor y la rabia que desborda las prisiones. Nadie quiere asomarse al abismo. García Valdés decide visitar personalmente algunos centros penitenciarios nada más acceder al cargo. Durante los últimos meses han estallado decenas de motines en las prisiones de todo el Estado. Los presos comunes reclaman una amnistía similar a la que han recibido los presos políticos, pero el Gobierno se niega. No importan las instalaciones destrozadas, las huelgas de hambre, las autolesiones, las denuncias de tortura, las muertes a manos de funcionarios. Solo importa mantener el orden. García Valdés necesita hacerse fotos, contarle a la prensa que se preocupa, aparentar que va a hacer algo para que las cosas cambien. En El Dueso se entrevista con varios presos (+)

Una aproximació estèticament fascinant i trencadora sobre Durruti i la revolució de 1936

Per Xavier Diez

Al principi de dedicar-me a la recerca sobre el món llibertari vaig llegir aquest llibre que hauria de considerar-se un clàssic i exemple d’assaig històric innovador. Tanmateix, potser perquè encara els meus coneixements eren precaris (encara havia d’oblidar moltes mentides que m’havien ensenyat a la Facultat de Lletres), ja sigui perquè l’edició castellana del llibre (la de Grijalbo, editada a Mèxic el 1972) no semblava una bona traducció, l’impacte en mi fou limitat.

Les relectures solen ser sempre més profitoses que les lectures. Especialment quan ambdues accions se separen en el temps. Potser perquè ara en sé una mica més, potser perquè la traducció d’Anna Soler Pont és excel·lent, potser perquè he assistit a una certa distància al procés de publicació de la primera versió catalana del llibre, potser perquè Hans Magnus Enzensberger és un dels millors assagistes i intel·lectuals europeus vius, he quedat fascinat per la qualitat i la vigència d’una obra.

La biografia, publicada per primera vegada a Alemanya el 1972, en ple context de la ressaca del maig parisenc, fa una aproximació estèticament fascinant i trencadora sobre un dels grans mites europeus: Durruti i la revolució de 1936. No es tracta de cap biografia, ni d’un reportatge, ni tan sols d’un assaig analític. Amb una tècnica documental, l’autor tracta de reconstruir (+)

Durruti, de la revolución al mito

Por Enric Llopis

Un reportaje del periodista Jaime Balius, publicado el 12 de agosto de 1936 en el periódico “Solidaridad Obrera”, resume en pocas palabras el proceder de Durruti en el frente de Aragón y de qué modo el militante anarquista entendía la revolución: “La Columna de Durruti cuando entra en una población, la primera medida que toma es la quema del registro de la propiedad. Inmediatamente el camarada Durruti arenga al pueblo congregado en la plaza o en un lugar a propósito para ello. Durruti procura explicarles lo que significa la entrada de los milicianos en la población. Expone de una manera detallada las bases prácticas del comunismo libertario”. Además, “Durruti no quiere turistas. A los camaradas que tratan de distraerse con un viajecito los incorpora a la columna”.

Una semana después le revelaba en una entrevista al periodista canadiense Van Paassen, del Toronto Star: “Nosotros tenemos conciencia de que en esta lucha estamos solos, y de que no podemos contar nada más que con nosotros mismos”. Se refería a los partidos insertos en la II República española, pero también a la Unión Soviética.

Presentado en la librería asociativa La Repartidora de Valencia, el libro del historiador Miquel Amorós “Durruti en el laberinto” (Virus) comienza en las jornadas de julio de 1936 en Barcelona, donde la CNT impulsó una sociedad “alternativa” a la edificada por la burguesía; continúa con la actividad de la (+)

Jann-Marc Rouillan: «Vivimos una época reaccionaria»


Por Álvaro Hilario

Toulouse, la capital de “la otra España”, fue el lugar donde Jean Marc Rouillan (Auch, Francia, 1952), adolescente y recién salido de las barricadas del 68, tomó contacto con la resistencia anarquista contra Francisco Franco para, con el tiempo, pasar él mismo al activismo armado contra la dictadura en las calles de Barcelona. Rouillan participó en la constitución, en los setenta, del Movimiento Ibérico de Liberación (Mil), los Grupos de Acción Revolucionaria Internacionalista (Gari) y, más adelante, de Action Directe (AD). En el Mil fue compañero de, entre otros, Salvador Puig Antich, el último preso político ejecutado por Franco.

Once de los 25 años que permaneció detenido los pasó en aislamiento. Desde 2011 está en libertad vigilada, obligado a pedir autorización judicial para abandonar Francia, y tiene prohibido hablar de los delitos por los que fue condenado y encarcelado. No puede, por ejemplo, hablar de AD. De hecho, cuando en 2007 salió de prisión en régimen abierto éste le fue retirado tras conceder una entrevista al semanario L’Express. “Sus palabras son peligrosas”, le espetó el juez en la vista donde se decidió su nueva pena.

Rouillan considera que su tarea actual consiste en “hablar, trasmitir experiencias y ayudar al debate y al conocimiento de lo vivido”. Estando preso escribió la trilogía De memoria, cuyo tercer volumen acaba de editar en castellano la barcelonesa Virus. (+)

Infants i migrants: discriminació per partida doble

Per David Bou

Menors no acompanyats (MNA) és el terme jurídic que actualment s’utilitza per referir-se a aquells infants menors de divuit anys que han emigrat a l’Estat espanyol sense la tutela d’una persona adulta. Aquest terme, però, ha patit diverses modificacions durant els darrers anys i, encara avui, suscita recels entre les expertes i treballadores del sector, que consideren que “cosifica i homogeneïtza” una realitat més complexa. Majoritàriament, són nois, adolescents i de nacionalitat marroquina, tot i que no es disposa de dades oficials que ho verifiquin, bona mostra de l’opacitat que impera en el sistema de protecció a la infància. Tanmateix, també hi ha xavals d’origen subsaharià, algerians, pakistanesos i de Bangla Desh, malgrat que la seva presència no deixa de ser minoritària.

Aquests infants nouvinguts han emprès el seu procés migratori sense l’acompanyament d’una persona adulta i, una vegada arriben a Catalunya, es troben sols al territori. El seu circuit d’entrada al sistema de protecció és diferent al dels menors amb nacionalitat espanyola. Encara que el seu primer contacte amb l’administració pública sigui a través de serveis socials, el cos de Mossos d’Esquadra sempre intervé quan es té coneixement de la seva situació. Les educadores tenen l’obligació de trucar la policia, que els porta a la comissaria per procedir a la seva identificació com a pas previ al trasllat a (+)

El islam como anarquismo místico en griego

Nos hacen llegar la traducción al griego de "El islam como anarquismo místico". El libro de Abdennur Prado ya ha cruzado océanos y ahora traspasa barreras idiomáticas, gracias a la editorial Isnafia (Εκδότης ΙΣΝΑΦΙ).

«Hay una paradójica convergencia de intereses entre los enemigos del islam y aquellos que quieren ser la autoridad en el islam en estandarizar el hecho musulmán, reducirlo a una sola lectura, a una sola doctrina, haciendo que, en última instancia, la voz y las prácticas de la umma (comunidad de creyentes) dependan de una jerarquía estatal o religiosa. Pero, como indica Abdennur Prado, «el mundo islámico se caracteriza desde sus inicios por la proliferación de corrientes y de modos de entender y vivir el islam, tanto a nivel individual como colectivo». En este sentido, El islam como anarquismo místico no es tanto una interpretación sui géneris del anarquismo como una lectura radical y revolucionaria del islam, que no carece de precedentes, basada en un profundo conocimiento de los textos. Sin ocultar las diferencias entre la religión islámica y el ateísmo radical del anarquismo, Prado nos muestra que en aspectos como el antiestatismo, la justicia social o el apoyo mutuo, los textos del profeta Muhammad o de ciertos intelectuales islámicos coinciden con la lógica libertaria. La posición de Avempace, el turco sheij Bedreddim o Ibn Jaldún, que «antepuso el ideal ético de la ayuda mutua y la cooperación entre los (+)

Logofobiks entrevista a Jann-Marc Rouillan

L@s compas de Logofobiks entrevistan a Jann-Marc Rouillan, donde se abordan diferentes temas: la situación política en Catalunya y el Estado español, su posición respecto al independentismo, la época del MIL y los GARI, y la inocencia o no de Puig Antich en la muerte del policía por la que el franquismo lo condenó a muerte. Una interesantísima entrevista de un testimonio vivo de la autonomía armada de los 70.

(+)

«Tothom que creu que Puig Antich és innocent s’equivoca i va en contra de les seves conviccions»

Per Miquel Toll

Jean Marc Rouillan, nét d’una catalana, format pel maquis i la FAI de l’exili a Tolouse. Anarquista de formació, ex-pistoler de professió i de vocació una mica poeta, com mostren els darrers llibres que ha publicat. Jean Marc sempre repeteix una paraula molt característica que diu amb una mena de xiuxiueig afrancesat i un somriure nostàlgic: “l’autonomia”, clara al·lusió a la praxis revolucionaria dels 70’ i 80’.

Amb una biografia de pel·lícula, Jean Marc comença la militància armada al MIL, actuant a Catalunya i França, i amb la trista experiència de contemplar amb els seus propis ulls com detenen Salvador Puig Antich. Sense conformar-se amb aquesta detenció i previsible condemna a mort, neixen els GARI a França amb un objectiu clar: fer soroll internacional per evitar la mort dels companys detinguts. De les cendres dels GARI i les influències d’altres grup armats neix a França Action Directe que es connecta ràpidament amb la lluita d’altres grups armats com la RAF. Grups d’acció, com diria Garcia Oliver, els reis de la pistola obrera que ressusciten Durruti, Ascaso i el pistolerisme obrer cinc dècades després. Detenen Jean Marc el 1987. 20 anys de presó, moltes experiències a la motxilla, una ment desperta i analítica i una connexió sentimental amb Catalunya i Euskal Herria, el converteixen en una persona més que interessant per compartir (+)

Matar a un barrio: crónica de un crimen no consumado

Por Íñigo Elortegi

Como si de un macabro exorcismo inquisitorial se tratara, el barrio chino de Barcelona, hoy reducido a El Raval, purga la impudicia de vivir, buscarse el trabajo y el ocio al margen del mercado. El antropólogo Miquel Fernández  quiso buscar in situ el mito maligno, y hacer un contra exorcismo en toda regla: jamás desde las ciencias sociales se había ido tan a contracorriente. La del Raval es una posesión, que como dice el antropólogo Manuel Delgado en el epílogo, es común a todas las ciudades. Quizá por eso, el experimento represor en el barrio chino barcelonés fue tan útil para actuar en otros barrios chinos de otras ciudades. La convivencia durante años en  la calle Robador de Miquel Fernández  está resumida en Matar al chino, publicado por Virus. Aprovechando la tourné del autor por Bilbao – librería DDT- y , Santander – librería La libre – ,  hablamos con Miquel Fernández.
 

¿Cómo surge el libro la idea del libro?

Allá por el 2008 estaba interesado en la violencia, pero la violencia concentrada en un hecho concreto: la transformación de El Raval. Yo soy de la Universidad Autónoma de Barcelona. Miguel Morey, introductor de Focualt, y Manuel Delgado me dijeron: tines que hacer una investigación sobre esto y concretamente de la calle Robador, donde había prostitución, consumo, vida canalla y bohemia. El libro es una parte de la tesis. Me quería fijar en el Raval como espacio de control. El objetivo de (+)