la-criminal-pasion-de-poseer-9788461197934

Los hombres nuevos

Sí.

Hemos perdido la fe

Y un inmenso mar nos queda
De vacío en los templos.
Hemos perdido la fe.
Tenemos ya todo el sitio
Para la esperanza.

 

ESTA VOZ que escuchas y que es la mía
No pretende ya casi nada
Tal vez
Acariciar tu rostro un instante
Y escapar como una cierva
Que deja un rastro de barro
En la garganta del arroyo.
 
Esta voz que escuchas y que te roza
No pretende ya casi nada.
 
Aunque a veces esta voz domesticada
Por los siglos de las voces por los años
Por la costumbre en que acaba la franqueza
Por el amor -por el gesto de hacer voz-
Por el sueño con que uno se sostiene
 
Se transforma en una voz que deseara
Convertirse en un puñal en una hoguera
En un ejército de hombres y de lámparas
en una hilera de hormigas que en la noche
Te cambiara la sangre por lava.

Poema extraido de La criminal pasión de poseer

Ilustración de cubierta Miguel Brieva

Espacio de tiempo - Francisco Díaz Velázquez
Elegías - Antonio Rodríguez Almodóvar
A mano alzada - Esther Garboni
Coplas de nadie - Francisco Díaz Velázquez
Las señales que hacemos en los mapas - Laura Casielles
Skinny Cap - Martha Asunción Alonso

Anunci

Del 10 al 23 d´agost estarem tancats per fer uns dies de descans. Us assabentem que totes les comandes arribades en aquesta quinzena, se serviran a partir del 24 d´agost. Us desitgem un bon estiu

?>