feminicidio-9788472909359

El patriarcado no da tregua y sigue fuerte. Busca nuevas formas de mantener la sumisión de las mujeres. La violencia continúa siendo su principio fundante. Debemos apuntar hacia los Estados como formas para reproducir la violencia y la desigualdad en su propia configuración. Despatriarcalizar el Estado no consiste en incluir mujeres. Esto, en todo caso, corrige un déficit de representación. Consiste en romper el contrato sexual. Asumir que seguimos manteniendo las esferas de lo público y lo privado. Que nosotras, las mujeres, seguimos encargándonos de lo privado como mandato de género y que, nosotras mismas, seguimos desvalorizándolo. No tenemos el reconocimiento en lo público y, en lo privado, el reconocimiento se convierte en una trampa porque la dicotomía sigue presente en nuestra sociedad. Tampoco queremos firmar el contrato social para expropiar a los seres humanos y la naturaleza, acrecentando la pobreza y la desigualdad, así como la destrucción ambiental. Queremos romper el contrato sexual para poder pensar otras visiones del mundo menos dominadoras y destructivas. Los conceptos no compiten entre sí. Son complementarios. Hoy proponemos feminicidio porque las palabras importan.

Desbordando sexo y género - Claudia Truzzoli
Visiones rebeldes - Gayatri Goninath
Funk sin límites - bell hooks y Stuart Hall
La semilla - Alexandra Kimball
Seguir viviendo... - Ana Luengo
Reimaginar la disidencia sexual en la España de los 70 - Alberto Berzosa, Lucas Platero, Juan Anonio Suárez y Gracia Trujillo (eds.)

Anunci

Del 10 al 23 d´agost estarem tancats per fer uns dies de descans. Us assabentem que totes les comandes arribades en aquesta quinzena, se serviran a partir del 24 d´agost. Us desitgem un bon estiu

?>