la-abuela-calpurnia-9788472909298

Para que se me pasaran los enfados, la abuela Calpurnia tenía un remedio infalible: me hacía reir hablándome de algún personaje estrafalario. Como Margarita, el hada novata que quería convertir un sapo en príncipe y lo transformaba en huevo frito. O el dragón de tres cabezas, que si se acatarraba moqueaba por tres narices. O el fantasma Cucufate. Al pobre se le había encongido la sábana al lavarla y llevaba días asustando a la gente en minifalda.

Sola al bosc - Magela Demarco y Caru Grossi
Sola en el bosque - Magela Demarco y Caru Grossi
La Laura té dues mares - Yolanda Fitó amb il·lustracions per Mabel Piérola
Una àvia superguai - Ela i Noa
Una abuela superguay - Mattias Edvardsson y Matilda Salmén
Cómo se hace una criatura - Cory Silverberg con ilustraciones de fiona Smyth