camadería-amorosa

Definir el amor es como definir la libertad: lo que lo determina realmente es la práctica. Existen muchas prácticas del amor, muchas experiencias. La camaradería amorosa convoca a una nueva manera de reflexión sobre el amor, sin condicionantes en su práctica, tan solo los aprendizajes sanos de una educación de la voluntad. Liberarse amando.

La rebelión de Émile Armand fue prolija y masiva. Primero se rebeló contra su propio nombre, Ernest Lucien Juin: una institución familiar. Luego contra su credo católico: una obligación moral. Después contra el matrimonio: una condena social. Y más tarde contra el poder en general. Abrazó la camaradería amorosa, precursora combinación de sensualidad y libertad, de amor y respeto. Y asumió una nueva identidad: el individualismo anarquista. Si la hipocresía es la madre del hombre mediocre y la avidez es el padre, Armand pretendió crear una generación temprana de hijos libres, egoístas alegres, hombres-niño que supieran detectar con su cuerpo la mezquindad del poder justo allí donde éste se acerca en actitud cómplice.

Émile Armand: es quizá el más accesible y penetrante de los teóricos del individualismo anarquista, defendió el amor libre, el anarco-pacifismo y la libre agrupación de individuos para la vida en común, sin Estado ni autoridad. Hijo de un participante en la Comuna de París, su pensamiento estuvo influenciado por Stirner, Tucker, Fourier, Nietzsche y el Transcendentalismo americano. Los textos que aquí se han traducido pertenecen a la publicación L'EnDehors. Casi un siglo después estas ideas no han perdido vigencia

El anarquismo individualista - Émile Armand
El anarquismo individualista - Émile Armand
La revolución sexual - Wilhelm Reich
El suport mutu - Piotr Alekséievitx Kropotkin
Fijaos en la naturaleza - Piotr Alekséyev Kropotkin
Las cárceles y su influencia moral - Piotr Kropotkin

subscriu-t´hi