catalàcastellano
notícia

Murray Bookchin: autor de un proyecto igualitario y humanista

Por Carmen Romero

Murray Bookchin nació en Estados Unidos en 1921. Hijo de padres judíos, rusos y revolucionarios que emigraron a Nueva York. Militó de muy joven en las filas comunistas, que abandonó en 1936 coinciciendo con la Guerra Civil española. Obrero de la industria del automóvil, este autodidacta más tarde comenzó a impartir clases de Sociología en el Ramapo College (Nueva Jersey). Murió un 30 de julio de 2006, dejando tras de sí una prolífica obra intelectual. Ecologista radical y visionario, propuso la idea según la cual la irracionalidad del capitalismo y su debilidad fatal residían en su ineluctable propensión al conflicto con el medio ambiente, en su lógica de crecimiento que destruye al mismo tiempo la naturaleza y la salud humana. Con su panfleto «Ecología y pensamiento revolucionario» estableció la idea fundadora de la ecología social. En 1971, la publicación de El anarquismo después de la escasez convirtió a bookchin en figura clave de la escena radical neoyorquina. Su lúcido análisis del capitalismo le permitió alertar hace décadas de la necesidad de responder a los desafíos ecológicos: el sujeto revolucionario es el ciudadano dominado, no el trabajador explotado. En 1971 se mudó a Burlington (Vermont). Junto al colectivo Burlington Greens forzó al alcalde Bernie Sanders a tener en cuenta realmente las asambleas de barrio y a renunciar a varios grandes proyectos no respetuosos con el medio ambiente. a mediados de los ochenta renuncia a la política tras grandes desencuentros. Activistas del movimiento altermundialista lo invitaron a Seattle a dar una conferencia en el marco de las manifestaciones contra la OMC, demostrando que su obra era más actual que nunca. Janet Biehl, su compañera durante veinte años, ha escrito una sensacional biografía que ahora se ha traducido al español. Una invitación a conocer el pensamiento y la vida de este activista estadounidense, autor de un proyecto igualitario y humanista. 

 

Reseña publicada en Le Monde Diplomatique n.º 258, abril 2017

 

 

 


12/05/2017 15:10:51