Fijaos-naturaleza-9788417386726

Fijaos en la Naturaleza. Ética: Origen y evolución de la moral forma parte del gran proyecto —inconcluso— que Kropotkin se planteó al final de su vida: la construcción de una Ética que asentara los fundamentos morales para garantizar una convivencia justa e igualitaria.

Analizando la vida en común de los animales, de los seres humanos previos a la civilización, de las diferentes corrientes religiosas, filosóficas y morales, Kropotkin probó, desde un punto de vista científico, que la Naturaleza no es amoral y no enseña al hombre el mal; al contrario, la moral es un producto natural de la evolución de la vida social no solamente en el ser humano, sino en casi todos los seres vivos. Todo el progreso humano está íntimamente ligado a la vida social, que engendra de modo natural e inevitable, tanto en los humanos como en los animales, el instinto de sociabilidad y de apoyo mutuo, cuyo desarrollo subsiguiente hace nacer en los hombres los sentimientos de simpatía y de afecto.

Las investigaciones de Kropotkin, siempre fundamentadas en la observación del medio natural, le otorgan unas cualidades excepcionales que lo convierten en el teórico de la anarquía por el que mejor pasan los años.

Fijaos en la Naturaleza. Ética: Origen y evolución de la moral también puede leerse como un sencillo y comprensible, pero profundo, recorrido por las principales corrientes filosóficas.

Piotr-Alekséyev-Kropotkin-9788417386726

Piotr Alekséyevich Kropotkin: nació en 1842, en el seno de una familia moscovita de rancio abolengo que le hizo ingresar en una escuela militar en la que, además, recibió enseñanzas científicas. Al terminar sus estudios se trasladó a Siberia, donde permaneció entre 1862 y 1867 llevando a cabo estudios geográficos, los cuales le servirían posteriormente para colaborar con Élisée Reclus en la composición de su monumental Geografía Universal.

Todo lo que os gusta me hace daño - Teodoro Hernández Martínez
Técnica y civilización - Lewis Mumford
Contra el Tiempo y el Poder - Agustín Gacía Calvo
Nuestra necesidad de consuelo es insaciable - Stig Dagerman
El nacionalismo como fuente de beneficios - Rudolf Rocker
Los tarahumara - Antonin Artaud

subscríbete