mi-elefante-azul-9788446051350

Cuando un elefante se te instala en el pecho parece que no hay mucho que hacer: cuesta levantarse, moverse y hasta respirar. ¿Hay alguien o algo capaz de mover a un huésped pesado y remolón? Una historia que, con humor y corazón, habla de la tristeza en la forma de un pesado elefante

MÍO Y NO MÍO - Luis Pescetti
¡LISTO! DIJO CONEJO - Marjoke Henrichs
NO DIJO CONEJO - Marjoke Henrichs
CÓMO TRANSFORMAR A UN LOBO - Corinne Dreyfuss
¡SPLASH! ¡SPLASH! - Junko Masuda
LA FELICIDAD DE UN PERRO CON SU PELOTA - Bruce Handy
icone subscripcions

subscríbete