Noticias y reseñas

Xavier Diez actualitza un dels personatges més influents de l’obrerisme, el sindicalisme i l’anarquisme català

Per Josep Pimentel

“El sindicalisme és fill espiritual de l’anarquisme”
Salvador Seguí, presó castell de la Mola, 1920

Xavier Diez recupera de l’oblit la figura i el pensament polític d’un dels anarcosindicalistes més importants del segle XX, en Salvador Seguí Rubinat (Tornabous 1886 – Barcelona 1923).

Gràcies a l’esforç editor de la gent de Virus Editorial, tenim la sort de poder comptar amb la biografia i pensament polític actualitzats d’en Seguí. L’autor del llibre és l’historiador Xavier Diez, un dels referents actuals en l’estudi de l’anarquisme. El pròleg és del també historiador Jordi Martí Font.

La intenció de Xavier Diez a l’hora d’abordar aquesta biografia intel·lectual és interpretar i actualitzar la obra d’en Seguí, no només com a líder sindical, sinó també com a intel·lectual proletari autodidacta.

El llibre s’estructura, bàsicament en dues parts, una primera, la biografia d’en Seguí i una segona en la que en Xavier Diez disecciona l’obra i el pensament polític del Noi del Sucre.

En la biografia, Xavier ens presenta al personatge, un pintor de parets que amb poc més de vint anys ha demostrat tenir un coratge i una personalitat prou potents per ser una de les figures emergents dintre de la CNT i del (+)

Xavier Diez reivindica la vigència del pensament polític d'«El Noi del Sucre»

Per Daniel Bonaventura

Xavier Diez defensa la «vigència» del pensament polític de Salvador Seguí, El Noi del Sucre, qui proposava una aliança entre diferents sectors socials amb l'objectiu d'avançar cap a una societat més justa, fet que «traslladat a l'actualitat apel·laria directament a Junts per Sí i la CUP a superar la seva disputa».

L'historiador i escriptor Xavier Diez acaba de publicar la biografia política El pensament polític de Salvador Segui (Virus Editorial), dedicada a estudiar l'obra d'un català nascut el 1886 a la comarca de l'Urgell i que va morir tirotejat el 1923 en ple carrer a Barcelona a mans de sicaris de la patronal.

I és que El Noi del Sucre, pintor de parets que va rebre el sobrenom perquè li agradava fondre al paladar el sucre del cafè, va ser un destacat líder del moviment anarcosindicalista que va impulsar la unitat sindical amb la fundació de Solidaritat Obrera, i que va treballar obstinadament per millorar la formació intel·lectual i tècnica del proletariat, fets que no van ser precisament aplaudits pels propietaris de les fàbriques de la Catalunya de principis del segle XX.

«Jo el considero un pensador de talla europea. Va anticipar, per exemple, els perills que la Revolució Russa no acabés substituint una oligarquia tsarista per una oligarquia de dirigents del partit», explica Diez, que és col·laborador del Diari de (+)

El editor

«... las gafas gruesas los labios apretados […] la foto en los diarios aquella mañana a toda plana […] foto gris de pasaporte de las hechas en los fotomatones […] me he quedado allí sin aliento pero ese es él […] leo inmediatamente el artículo trágico final de un saboteador […] a partir de ahí ha comenzando esta historia.»

El 14 de marzo de 1972, el cadáver del editor Giangiacomo Feltrinelli fue encontrado a los pies de una torre de alta tensión en las afueras de Milán, junto a algunas cargas explosivas sin detonar. En plena «estrategia de la tensión», Potere Operaio revela la pertenencia del Comandante Osvaldo (su nombre de batalla) a los Grupos de Acción Partisana: «Un rivoluzionario e’ʼcaduto», rezaba el título del comunicado. Días después, un joven director de cine, un profesor de universidad, un bibliotecario y un periodista especulan con escribir un guión para una película —aún sin filmar— sobre el editor guevarista.

Feltrinelli participó en la resistenza durante la Segunda Guerra Mundial, y desempeñó un papel activo en el debate cultural a partir de finales de la década de 1950. Su editorial y el entramado de librerías que ideó fueron un ejemplo de renovación tanto cultural como política. Se alejó progresivamente del monocarril de la izquierda italiana, redirigiendo su mirada a las luchas revolucionarias del Tercer Mundo.

Su historia, y cuantas transitaron caminos próximos o paralelos, suponen una contradicción (+)

El pensament polític de Salvador Seguí

«Reunidos los elementos del Sindicato Libre, hemos acordado asesinarte a ti y a Pestaña, entre otros. Esta vez no escaparéis ninguno, aunque tu serás el primero..»

Amb aquest anònim es dirigien a Salvador Seguí els seus assassins pocs dies abans de l’atemptat. No és gens estrany, doncs, que el Noi del Sucre es convertís en un dels principals objectius del braç armat d’una patronal que s’escarrassava per liquidar escapçar les figures més insignes del moviment obrer.

Una habilitat estratègica brillant, així com una poderosa retòrica, feien de Seguí la simbiosi perfecta entre un home d’acció i un dels pensadors més influents d’aquell sindicalisme revolucionari cada cop més vigorós. Sempre capaç de fer equilibris entre les diferents tendències de l’anarquisme, Seguí va aconseguir compactar els nombrosos grups revolucionaris en una col·lectivitat ferma i organitzada, el sindicat, amb capacitat de plantar cara als seus opressors de classe.

Des del rigor històric, Xavier Diez ens convida a endinsar-nos en la vida i el pensament polític d’un dels personatges més populars —per bé que desconegut— de l’anarquisme ibèric. L’autor pretén donar resposta a problemàtiques, tan diverses com necessàries, que encara són vigents en el nostre temps, com ara l’ús de la violència, la qüestió nacional i l’afinitat de classes, entre d’altres. Probablement (+)

Discurso de la servidumbre voluntaria

«La primera razón de la servidumbre voluntaria es la costumbre; es la costumbre la que consigue hacernos tragar sin repugnancia su amargo veneno.»

Estas frases fueron escritas en el siglo XVI, por Étienne de La Boétie, joven magistrado del Parlamento de Burdeos y amigo íntimo de Michel de Montaigne, en el que podemos considerar como el texto fundacional de la crítica antiautoritaria sobre el poder.

Más allá de la controversia sobre su fecha exacta de redacción y publicación, El discurso de la servidumbre voluntaria, también conocido como el Contra uno, interpela a cada época sobre las relaciones sociales que sostienen la dominación.

En palabras de Clastres, «La Boétie es, en realidad, el fundador desconocido de la antropología del hombre de las sociedades divididas. Con tres siglos de anticipación anuncia la empresa de un Nietzsche —más que la de un Marx— al reflexionar sobre la degradación y la alienación».

Con esta reedición, en la que aportamos varios trabajos en torno a El discurso..., ofrecemos una lectura indispensable para identificar la tensión entre libertad y poder, reanudando así la consigna laboetiana de «resolveos a no ser esclavos y seréis libres», cuya pugna se sitúa actualmente en el intricado terreno de las mediaciones sociales. Porque la intención de esta publicación no es la de editar un clásico, sino la de preguntarse: ¿Quién es hoy el uno? ¿Cómo será el próximo (+)

La guerra social

«... cuanto más haya matado el asesino, más indignado se muestra contra cada asesinado; que cuanto más haya traicionado, más toma como testigo a la santa verdad; que cuanto más haya abusado de los fondos públicos, más sobre las nubes muestra su frente serena.»

André Léo, una de las mujeres más destacadas de la Comuna de París y estrecha compañera de Louise Michel, es un personaje poco conocido en nuestras latitudes aunque su trayectoria resulta de un interés indudable. Novelista, escritora y activista política, no sólo se enfrentó al machismo imperante en su época sino que también lo hizo sin complejos dentro de los ambientes izquierdistas.

En La guerra social ofrece su testimonio directo sobre la experiencia de la Comuna, los últimos días de resistencia y la represión posterior a la derrota, describiendo con una honestidad electrizante los logros y los errores de la revolución de 1871. Asimismo, denuncia las manipulaciones realizadas por sus enemigos y el apoyo desleal de los intelectuales supuestamente progresistas que acabaron abandonándola.

Desde una defensa profunda de la relación entre libertad e igualdad, André Léo desmonta en pocas palabras la falsas nociones liberales del orden burgués: «Si la igualdad decretada por ustedes ofende a mi conciencia, ordena mis gustos, mata mis iniciativas, no soy libre; ustedes son mi rey y mi papa». La guerra social es el testimonio subversivo de una mujer que detestó profundamente la (doble) moral de su tiempo y supo construir su propia (+)

Los negocios del cambio climático

El consenso en torno a la gravedad del cambio climático actual forma parte de lo políticamente correcto y refleja lo intocable del orden capitalista vigente. Pese a que es fácil pensar que la manera de frenar la carrera de destrucción ecológica y social es un giro radical hacia un modelo antagonista, nada semejante está en los
planes de los gobiernos y las grandes cumbres.

La competitividad por la catástrofe en tiempos de crisis se ha convertido en un espacio más de negocio. Un ejemplo ilustrativo es que el mercado de emisiones de CO2 ha hecho ganar entre 400 y 500 millones de euros a las industrias cementeras, ladrilleras y azulejeras, que venden sus derechos de emisión sobrantes a las eléctricas y refinerías. Por otra parte, «compañías energéticas apuestan en la Bolsa de Chicago que las temperaturas no serán muy frías con el objetivo de ganar dinero si el invierno es templado y la gente gasta menos en calefacción. Así, compensan, especulando en los mercados, la pérdida de beneficios al vender menos energía».

La economía extractiva y el libre mercado no han necesitado del negacionismo para afrontar el cambio climático. Los falsos discursos sobre nuestra adaptación a la nueva situación y la mitigación del calentamiento global forman parte de la competición mercantil que alimenta el «¿quién frena primero?». Con la complicidad de unas instituciones internacionales cuya operatividad política se limita a la construcción de discursos para disimular la (+)

Janet Biehl: Ecologia Social i Confederalisme Democràtic de Bookchin a Öcalan i al moviment alliberador de Rojava

El 25 de maig va visitar Barcelona Janet Biehl, una de les principals pensadores del municipalisme llibertari i un dels referents internacionals del municipalisme emancipador i l'ecologia social. Biehl, que participa aquests dies en la Trobada Internacional d'Ecologia Social i Confederalisme Democràtica a Lió, ha mantingut els darrers anys una estreta relació amb la lluita del poble kurd i des del 2011 ha escrit prolíficament sobre el model d'organització social i política llibertaria aplicat en algunes zones del Kurdistan.

En la seva gira europea, apart de Barcelona també va participar en un acte el dia 24 a Madrid i el dia 26 a Montpeller. En la seva visita a Catalunya, en un acte a La Cinètika de Sant Andreu (Barcelona), Janet Biehl va reflexionar sobre l'actualitat de les tesis del municipalisme llibertari, a partir de l'experiència de la Confederació de Pobles del Kurdistan, en la que els mecanismes de funcionament horitzontals i una oberta reivindicació del feminisme i el paper de les dones, s'han convertit en fonamentals.

Biehl és autora i compiladora d'obres fonamentals per al que s'ha anomenat ecologia social com: Las políticas de la ecología social: municipalismo libertario (Editorial Virus, 1998), Rethinking Ecofeminist Politics (1991) o The Murray Bookchin Reader. Recentment ha publicat Ecology or Catastrophe: The Life of Murray Bookchin (Oxford University Press, 2015, de pròxima publicació a Virus editorial).

(+)

Le Barrio Chino permet de tirer des conclusions pour l’ensemble des quartiers populaires

    Por Maurice Blanc Miquel Fernández Gonzáles, Matar al Chino. Entre la revolución urbanística y el asedio urbano en el barrio del Raval de Barcelona (Mettre à mort «le [quartier] chinois». Entre la révolution urbanistique et l’encerclement urbain dans le quartier de Raval à Barcelone), Barcelona, Virus editorial, 2014, 360 pages Matar al Chino (mettre à mort « le [quartier] chinois ») pourrait être le titre d’un roman policier. L’enquête menée par Miquel Fernández González sur le quartier du Raval à Barcelone, longtemps appelé le Barrio Chino (sur le modèle de la China Town en Californie), s’en rapproche à certains égards.

En s’inspirant de Michel Foucault, la première partie, intitulée : «Barcelone comme exemple d’un urbanisme de contrôle», montre que le Barrio Chino, comme de nombreux quartiers populaires en Europe, est victime d’un processus de développement urbain en trois étapes : d’abord, un «quartier-couvent», dans lequel les pauvres sont encadrés par les congrégations religieuses. Ensuite un «quartier-usine», point de fixation des marginaux et des migrants partis à la recherche de la fortune et d’un emploi ; le souci des autorités est alors de «l’assainir» et de le soumettre aux normes du capitalisme industriel. Enfin, un « quartier (+)

Gentrificación y control social

Discusión con Miquel Fernández González, profesor de sociología en la Universitat Autónoma de Barcelona, a proposito de su libro «Matar al Chino. Entre la revolución urbannística y el asedio urbano en el barrio del Raval de Barcelona» Con la participación de Pía Candelas, vecina del centro de Madrid vinculada a organizaciones barriales y debates sobre gentrificación y exclusión social y Sergio García, coordinador de «Enclaves de riesgo», editado por Traficantes de Sueños, y miembro del grupo de periferias del Observatorio Metropolitano de Madrid.

(+)

Por qué quedarte en la cama sin hacer nada puede mejorar tus relaciones
 

Por Nacho Pato



I. JORNADA LABORAL DE 3 HORAS

¿Qué pasaría si nuestra jornada laboral durase 3 horas?

Seguramente, el primer pensamiento que les sobrevenga a muchos sea ¡¿y qué voy a hacer con tanto tiempo libre?!

Hasta tal punto está la cultura laboral inoculada en nuestras almas.

En 1880, Paul Lafargue publicaba El derecho a la pereza, un clásico que reedita ahora la editorial Virus.

Trabajar 3 horas y "holgazanear y gozar el resto del día y la noche" es una de las propuestas del activista y pensador marxista.

Lafargue culpa a la sobreproducción capitalista de la miseria. Una sobreproducción que es fruto a su vez de la "pasión de los obreros por el trabajo". Estos habrían aceptado así "el dogma del trabajo", una imposición capitalista que actualizada a nuestros días podría encontrar acomodo en la expresión "el trabajo es un chantaje social para la existencia".

El francés nos estaba hablando desde finales del XIX de modernas burbujas que todos conocemos, desde la de la vivienda a la del entretenimiento pasando por, sí, la del periodismo viral.



II. NO ME APETECE

¿Qué papel juega la pereza en todo esto? Ya llegamos a eso. Porque Lafargue toma la máquina del tiempo para hablar desde 1880 y sonar alto y claro en 2016: el paro tiene la culpa.

Si hubiera desempleo cero, "los obreros (+)

Deserciones ejemplares

Por Miquel Fernàndez

Ser del Barrio Chino jamás ha sido fácil, entre otras cosas porque sus lábiles fronteras han cobijado una parte destacada del tesoro de Bar­ce­lona. El valioso acerbo al que me refiero no es otro que su persistente historia de desacatos e impugnaciones. Renuencias y deserciones a un orden simbólico, económico y político siempre desbordado en el territorio de excepción que ha sido, desde su urbanización, el lugar hoy conocido como Raval en la Ciutat Vella de Barcelona.

A toda voluntad de dominación le corresponde una de emancipación. El Raval, como primer barrio industrializado del sur de Europa, nunca ha dejado de ser el campo de batalla donde se dirimían los sueños de la república del orden frente a las pesadillas de las clases peligrosas.

Sede de las industrias barcelonesas y de su primer proletariado urbano, lugar de alumbramiento de los sindicatos CNT y UGT, nunca va a abandonar su carácter de 'refugio del enemigo interno'

Sede de las industrias barcelonesas y de su primer proletariado urbano, lugar de alumbramiento de los sindicatos CNT y UGT, nunca va a abandonar su carácter de 'refugio del enemigo interno'. Primero por las insurrecciones populares y obreras que se desencadenaron sin parar desde mediados del XIX hasta enero de 1939, cuando precisamente las bombas fascistas arrasaron aquel 'oprobioso islote del hampa'.

Estas bombas, como se reconoce aún en la web del Ayuntamiento, iniciaron "los primeros saneamientos urbanísticos en el sur del (+)