Noticias y reseñas

¿Drones contra hombres?

Por A. Ruiz

Enric Luján (Barcelona, 1991) no pierde el tiempo con palabrería insustancial. Apenas han tomado asiento los asistentes a la presentación de su libro en la librería Katakrak cuando ya habla de programas internacionales de inteligencia, de informes del Comité Invisible y de la perspectiva ontológica del dron. Pero todo puede explicarse. El pasado martes, el joven politólogo y escritor barcelonés presentó en Pamplona su libro Drones: sombras de la guerra contra el terror, un repaso desde un punto de vista social, político y si cabe militar por el dron, una pequeña aeronave no tripulada que puede manejar un operario desde el suelo valiéndose de un joystick (como si se tratase de un helicóptero teledirigido) y a la que se puede acoplar desde cámaras de vídeo hasta misiles.

Un artefacto muy en auge en la actualidad, pero que clava sus raíces en el siglo XIX. “Ya en la guerra franco-rusa de 1821 un ingeniero ruso ideó un artefacto que atravesase todas las líneas del ejército enemigo y acabase con el mismísimo Napoleón. Obviamente, esto no se logró. Pero la idea del dron ya está en el planteamiento del ingeniero ruso”, detalla Enric Luján. El motor que propicia el auge del dron no es otro que ansiar una respuesta limpia y quirúrgica para seguir librando la guerra. “Después de comprobar el profundo rechazo social que suscitaron las campañas de Afganistán e Irak, los gobiernos se apresuraron a pedir a la industria armamentística un método para continuar con las (+)

[VIDEO] Entrevista a Alessandro Stella en Barrio Canino

Video de la entrevista realizada el pasado 18 de diciembre a Alessandro Stella en el programa de Ágora Sol Radio «Barrio Canino», en la que Alessandro repasa los convulsos años 70 italianos y fundamentalmente los movimientos del 77 y el 78, acompañado de una rica banda sonora con algunos de los temas musicales que marcaron la militancia política de la época.

(+)

[AUDIO] Presentación de «Drones» en Katakrak

El pasado 19 de enero en la librería Katakrak de Iruñea, se presentó «Drones. Sombras de la guerra contra el terror» con Enric Luján. Aquí os dejamos el audio íntegro de la presentación y el interesante debate que se dio posteriormente.

(+)

«El dron será el dispositivo clave para entender la contrainsurgencia de nuestro presente»

 Por Salvador López Arnal

Graduado en Ciencias Políticas y de la Administración por la Universidad de Barcelona y máster en Estudios Comparativos de Literatura, Arte y Pensamiento por la Universidad Pompeu Fabra, Enric Luján es miembro de Críptica, asociación en defensa de la libertad y la privacidad en Internet, y asiduo colaborador del Centre Delàs d’Estudis per la Pau.

***

Me centro, básicamente, en tu libro, Drones. Sombras de la guerra contra el terror. Felicidades por tu trabajo. Para entrar en materia, ¿qué es un dron? ¿Versiones perfeccionadas de los viejos aviones teledirigidos? Por cierto, ¿de dónde el nombre?

La mejor forma de describir el dron en el aspecto tecnológico es partiendo del modelo instituido por el avión teledirigido convencional: en ambos casos, se trata de aeroplanos cuyos movimientos son controlados remotamente, y que por lo tanto no requieren de la presencia de un cuerpo biológico encargado de dirigirlos desde la cabina de pilotaje. La innovación que suponen los drones en este esquema es que, al operar mediante las nuevas tecnologías de las telecomunicaciones (y no por radiocontrol), pueden enviar fotografías y vídeos en alta definición al punto de control en un tiempo casi real. De este modo, el piloto puede modular su respuesta según las circunstancias inmediatas del aparato, como si su cuerpo estuviera realmente en su interior.

En lo que se refiere al nombre, (+)

«La contrarevolució dels ‘anys de plom’ encara perdura»

Per Àlex Romaguera

Fa quaranta anys, la regió del Vèneto assistia a una concatenació d’accions armades contra els aparells de l’Estat que emparaven la mà"ia i l’extrema dreta. Eren els coneguts anys de plom, durant els quals el moviment obrer va patir presó, exili i assassinats a sang freda. Entre la seva militància, hi havia Alessandro Stella: a l’escalf dels centres socials i les ràdios lliures, s’havia enrolat a Potere Operaio, una de les organitzacions més importants sorgides a l’esquerra del Partit Comunista Italià. Després d’aquest període i a causa de la persecució política i policial, Stella va iniciar un llarg exili. El seu periple queda recollit a Días de sueños y de plomo. Vivir la insurrección en la Italia de los 70 (Virus Editorial, 2015), una crònica en primera persona on aquest activista veterà repassa els episodis més punyents de l’enfrontament amb les autoritats. A les portes dels 60 anys, avui, Stella treballa al Centre Nacional de la Recerca Científica de París, des d’on analitza els perjudicis que generen les polítiques neoliberals sobre les capes populars de la societat.

En quin context et vas incorporar als grups autònoms italians?

El moviment del 68 em va atreure amb només catorze anys. Recordo que dos obrers d’una fàbrica van enderrocar l’estàtua dedicada al patró de (+)

Mujeres que no quisieron ser objetos

Por Ignacio González Orozco

Honrar a los hombres que lucharon y murieron por la libertad, la justicia social y contra el fascismo pasa también por reconocer —no siempre se hace así— que esa historia de dolor y sacrificio fue compartida por muchas mujeres que no aceptaron la condición de mera comparsa ofrecida por la sociedad de su tiempo. Así ocurrió en España, con ocasión de la sublevación militar de 1936, y también en otros países de Europa durante la dominación nazi, en plena Segunda Guerra Mundial.

La barcelonesa VIRUS Editorial ha publicado recientemente el ensayo Partisanas. La mujer en la resistencia armada contra el fascismo y la ocupación alemana, original de Ingrid Strobl (Innsbruck, Austria, 1952). La autora, que conversó con Revista Rambla acerca de esta obra y de otras cuestiones, es periodista, historiadora y cineasta, y entre sus temas de investigación figuran asuntos tan variopintos como la evolución del movimiento feminista, el antisemitismo, las políticas demográficas y migratorias y la experimentación genética.

Cuando se asocia mujer y guerra, en el mejor de los casos suele ser únicamente para recordar que las féminas sustituyeron con frecuencia a los hombres en las tareas productivas (por no recordar otros roles, como el “Reposo del guerrero” difundido por la propaganda nacionalsocialista durante la Segunda Guerra Mundial). Una labor sin duda necesaria, pero poco heroica para ciertas mentalidades, seguramente porque el relato épico es otro territorio invadido por el sexismo. “En cierto (+)

Drones, tan juguetes como máquinas de matar

Por Paula Clemente

“Lo mejor para entender qué es un dron es asemejarlo a un avión teledirigido al que se le han añadido tecnologías para hacerlo increíblemente potente, mucho más eficiente y perfeccionado”. Lo explica Enric Luján, politólogo y autor del libro Drones, sombras de la guerra contra el terror. Los elementos de los que habla son cámaras de alta definición y nuevas tecnologías de la información y la comunicación que hacen que las señales, imágenes o ruidos recogidos por este gadget se transporten a un lugar determinado. 

Pero, como bien se ocupa Luján de matizar en su libro, aquello que determina la función de los drones, así como el alcance de su poder, es el uso que se les de. 

Así, lo que en este volumen se presenta como más importante –por temible y amenazante- es el papel de este artilugio como arma de guerra. Y es que, cada vez más, estos aparatos se están convirtiendo en el armamento principal en la guerra global contra el terror. Aunque de una forma, como poco, paradójica. 

Lo explica, apasionado, Enric Luján. “Hay mucha ambigüedad en los ataques con drones”. Se refiere a que algunos se reconocen, pero otros no. Además, supone la perpetuación de una concepción muy arraigada socialmente: la de la eficiencia y virtuosidad de una guerra limpia por el simple hecho de desarrollarse en campo de batalla aéreo. Lo que ocurre es que “se persigue desarrollar una guerra que no suscite tanta negatividad en la (+)

Encuentro con la generación que intentó evitar que trabajásemos hasta morir

Por Nacho Pato

Observa esta imagen

Está en inglés, ya, pero seguro que una gran parte de nuestra audiencia lo ha traducido sin demasiado problema. Habéis estudiado inglés. Os habéis preparado para el trabajo, para el chantaje de la supervivencia.

 

1. ¿LA CLASE TRABAJADORA VA AL PARAÍSO? ¡QUE LE DEN AL PARAÍSO!

A partir de 1968, miles de estudiantes y obreros occidentales asistieron a un noviazgo político tan atractivo como inevitable. Se trataba de la unión de la disciplina colectiva del comunismo ortodoxo con la libertad individual y anti-jerárquica de la contracultura asociada a la nueva izquierda.

Comenzaron a observar que la fábrica, la oficina, el trabajo, no era solo el lugar donde les era arrebatada su plusvalía económica, sino también su tiempo. Su vida.

Italia, especialmente el norte del país, fue el lugar en el que esta conjunción alcanzó dimensiones más masivas y prolongadas en el tiempo. Miles de jóvenes sintieron que a través de la reformulación del trabajo y la vida diaria podían cambiar su mundo.

Alessandro Stella fue uno de ellos. "En 1968 tenía 12 años. Las huelgas obreras y de estudiantes me impactaron. A los 14, ya estaba en asambleas y manis", nos dice en una visita a Barcelona para presentar sus memorias Días de sueños y plomo (Virus).

Stella conoció de primera mano el trabajo en las fábricas, (+)

Los drones en el ensamblaje mundial de la excepción

Por Enric Luján

421 en Pakistán, casi 180 en Afganistán, alrededor de 120 en Yemen, unos 18 en Somalia: son el número de ataques confirmados llevados a cabo por drones, aviones remotamente tripulados, según The Bureau of Investigative Journalism. Capaces de sobrevolar durante horas un mismo territorio, estos “ojos que no parpadean” hace tiempo que trascendieron su mera condición de arma para pasar a representar la idea matriz que articula la lucha contrainsurgente de la administración Obama. Las grandes campañas militares están quedando paulatinamente atrapadas por esta “dronificación” de los esquemas de la guerra, que ahora tiende a expresar su violencia en forma de descomunales programas secretos de asesinatos selectivos. Con los drones se produce un movimiento que desplaza algunas de las cuotas del poder soberano del ejército a la Central Intelligence Agency (CIA), a la que se ha conferido la tutela del programa dron. La CIA es la encargada de seleccionar los objetivos, clasificarlos según el nivel de amenaza atribuido y planteárselos al presidente Obama en una reunión semanal, en la que espera recibir la autorización correspondiente para proceder a su eliminación. Pero, contrariamente a lo que se suele pensar, la CIA no es el único sector de la inteligencia estadounidense inmiscuido en este tipo de operaciones: la National Security Agency (NSA), cuyas prácticas ilegales fueron el principal blanco de las revelaciones de Edward Snowden, colabora estrechamente en la confección de los objetivos.

Para las (+)

[AUDIO] Presentación de «Días de sueños y de plomo» en Traficantes de Sueños

El pasado 19 de diciembre Alessandro Stella presentaba en la librería Traficantes de Sueños de Madrid Días de sueños y de plomo, acompañado de Justa Montero y Jaime Pastor. Aquí os dejamos el audio con la presentación íntegra.

(+)

[AUDIO] Alessandro Stella en Barrio Canino de Ágora Sol Radio

Esta semana hablamos del movimiento por la autonomía obrera en la Italia de los 70 que llevó a numerosos activistas a tomar el camino de las armas. Un movimiento que se inició tras la confluencia de los movimientos estudiantiles y las reivindicaciones obreras en el 68 y que en Italia se prolongó durante más de 10 años.
Recibimos la visita en el estudio de Alessandro Stella, autor del libro "Días de sueños y de plomo. Vivir la insurrección en la Italia de los 70" (Ed. Virus). También contamos con la intervención de Rolando D'Alessandro, prologuista del libro y autor de trabajos como "El dogma de la no-violencia", el relato autobiográfico "Si te'n vas no tornis" y su texto más reciente "¿Luchas o protestas?".

Alessandro Stella nos relata el trayecto insurrecto de una generación de militantes en la Italia de los años setenta que, convencida de la necesidad de una transformación radical de la realidad, participó de la vía armada como un aspecto más de la denominada autonomia operaia.

Hablamos del trayecto que recorrieron los hijos de las flores, la generación de estudiantes del 68 que se enfrentaron duramente contra la oligarquía burguesa en un ciclo de luchas que acabó cuajando en 1976 y alcanzando su máxima expresión en los dos años siguientes. Centros sociales, radios libres, y un fuerte poso cultural combativo fueron el caldo de cultivo de este movimiento insurreccional que se tradujo en diversas e (+)

Alessandro Stella: «La autonomía fue un movimiento de movimientos, nunca fue una organización centralizada»

Per El Pèsol Negre

L’Alessandro Stella és un company que participà a l’autonomia obrera italiana lligat a Potere Operaio. Com tants d’altres, en un context generalitzat de radicalització optà per la lluita armada. Ha escrit un llibre: Días de sueños y de plomo , editat per Virus, que esdevé un relat que transcendeix la autobiografia per convertir-se en la crònica de les lluites d’una generació marcada pels anys de plom. El passat 17 de desembre realitzà una interessant xerrada a l’Ateneu Anarquista la Ruda. Aprofitàrem per robar-li uns valuosos minuts (que hauríem volgut allargar indefinidament) per a realitzar-li l’entrevista.

¿En qué consistió (a grandes rasgos) la autonomía obrera? ¿De qué influencias bebía?

En el biennio rosso, los dos años rojos (1919 y 1920) hubo un fenómeno muy extenso de ocupación de fábricas, ocupación de campos, de latifundios. Los consejos obreros eran la forma de representación de la base obrera, sin que hubiera sindicatos de por medio. Eso sin duda fue una referencia.

La autonomía obrera fue un movimiento que surgió a los años 70 en Italia y que venía del ’68 y del ’69 italiano, del movimiento obrero y de las asambleas obreras. Unas asambleas que fueron creadas en unas cuantas fábricas, como por ejemplo en Alfa Romeo. Los obreros en primer lugar apostaron por los consejos de (+)