un-mundo-sin-dinero:-el-comunismo-(2)-

La China, la URSS, los países del Este y el planeta Marte, no son países comunistas. Se trata simplemente de capitalismo de gestión estatal, en el que la policía y el dinero continúan haciendo estragos.

El comunismo significa abolición de la propiedad, que no quiere decir que haya existido una general desposesión. Los bienes serán utilizados individual o colectivamente según su naturaleza. La seguridad y la independencia de cada uno estará incluso mejor asegurada que hoy.

El comunismo es ante todo una transformación radical de la actividad humana. Las separaciones que compartimentan nuestra vida se funden. Sin embargo no hay que creer que desaparecerá todo esfuerzo ni que la automatización integral sea el remedio a los males de la humanidad. Los hombres no se moverán ya por la espectativa de un salario, sino por sus propios deseos, por obtener un placer o por sentirse útiles. La pasión será el motor de la acción.

La ley del número - Ricardo Mella
Ascona - Erich Mühsam
Escritos políticos - Simone Weil
Nuestra necesidad de consuelo es insaciable - Stig Dagerman
Sobre la servidumbre voluntaria - Ettiene de La Boétie
El crepuscle de les màquines | El poble en la història de la civilització - John Zerzan