nuestra-necesidad-de-consuelo-es-insaciable-

Escritor sueco, nacido en Älvkarleby, hijo de padres proletarios, milita desde muy joven en los círculos anarcosindicalistas y escribe para su prensa. Entre los 21 y los 26 años escribe cuatro novelas, cuatro piezas de teatro, una colección de novelas cortas y un gran número de artículos, crónicas y reportajes: La serpiente, La isla de los concenados, El niño quemado, Preocupaciones de boda, Los juegos de la noche, Otoño alemán. en 1952, dos años antes de suicidarse, escribe Nuestra necesidad de consuelo es insaciable, especie de testamento de una decena de páginas, que aquí publicamos.

Nuestra necesidad de consuelo es insaciable - Stig Dagerman
La ley del número - Ricardo Mella
Ascona - Erich Mühsam
Escritos políticos - Simone Weil
Sobre la servidumbre voluntaria - Ettiene de La Boétie
Un mundo sin dinero: el comunismo (2) - Les amis de 4 millions de jeunes travailleurs