betina-sin-aparecer-9789875452992

Cuando tenía 18 años, fuerzas militares irrumpieron en su casa y se llevaron a sus padres. Luego, secuestraron a su hermana de 15 años y a su cuñada. Su hermano Sergio estaba haciendo la conscripción en la ESMA y nunca más volvió. En una noche, la del 15 de julio de 1976, Daniel Tarnopolsky perdió a toda u familia y se convirtió en un sobreviviente. Se exilió primero en Chile, después en Israel y en Francia hasta que el regreso de la democracia le ofreció garantías y fuerzas para volver al país. Su búsqueda nunca cesó. Su lucha lo llevó a ganar un juicio sin precedentes en el 2004, por el cual el ex almirante Emilio Massera debió pagarle una indemnización.

Nada de esto le devolvió a su familia. Tardó en enconrar algo de paz. Buscó, como muchos, en la religión un lugar de contención y de alivio; buscó también en videntes y médiums alguna respuesta para poder recrear la historia de aquella noche en la que la violencia lo dejó solo. Necesitaba entender, reconstruir desde las ruinas.

El movimiento de resistencia indígena en el Cauca colombiano - Jesús Castañar Pérez
les joventuts llibertàries de Catalunya (1932-1939) - Sònia Garangou
Menorquins a Mathausen - Miquel À. Limón Pons, Joan F. López Casasnovas i Xicu Lluy
La cocinera de Buenaventura Durruti - Anónimo
Digueu que parla el Noi del Sucre - Abel Escribano
La insurrección de una fábrica -