comer-fuera-de-casa-

Comer fuera de casa responde a pautas de modernización social que están presentes en todas las conductas alimentarias, tanto domésticas como extradomésticas. La oferta alimentaria condiciona que la comida fuera se lleve a cabo preferentemente en restaurantes y cafeterías. Esta comida guarda gran semejanza con el hogar en su estructura y en sus relaciones aún cuando se trate de comida de otras culturas. Esto genera una fuerte confianza en la comida extradoméstica que se manifiesta en la alta valoración que le otorgan los españoles.

Sin duda los ajuste requeridos por la conciliación de la vida laboral y personal hacen de la alimentación extradoméstica un hábito instrumental que permite reajustar tiempos, esfuerzos y recursos económicos. Pero es innegable su carácter lúdico y social.

Comer fuera de casa - Cecilia Díaz Méndez y Amparo Novo Vázquez
TÓXICOS: PASADO Y PRESENTE - José Ramón Bertomeu
Los invertidos - Geoffroy Huard
Cuidadoras - Ernest Cañada
Ludomorfina - David Pere Martinez Oró
Prostitución, contextos fronterizos y corporalidad - Pilar Albertín Carbó

subscríbete