enorme-suciedad-9788415862482

Quería darle un nombre.

¿Cómo llamar a lo que me agotaba tanto? ¿Al dolor con el que manchaba todo? ¿Qué palabra usar para ese borrón?

Solo supe volcarlo en mis cuadernos. Y como seguía sin saber nombrarlo, lo llamé suciedad.

*

Este libro-álbum es el cuaderno de una crisis. Una reflexión gráfica valiente, delicada y necesaria sobre un asunto que, a pesar de su importancia, siempre queda relegado a la esfera de lo privado.

EL VENDEDOR DE NARANJAS - Fernando Fernán
EN MAR ABIERTO - Eduardo Romero
LA COMPAÑÍA - Verónica Gerber
Puta - Nelly Arcan
Primavera sombría - Unica Zürn
Madrid rediviva - Eugenio Castro Murga

subscríbete