disidencia-en-el-cuerpo-9788412020403

Ser mujer negra, lesbiana, gitana, transgénero o diversa funcional implica que el cuerpo sea sometido mediante políticas de intervención social. Estas técnicas nos agreden, pero también nos silencian. Nuestro dolor, físico o mental, se banaliza, se convierte en quejas sin fundamento, en aquello que llaman cuentitis. Por eso, ya no solo la rebelión, la performatividad o la disidencia ha de ser nuestra única forma de lucha al respecto de la motorización del cuerpo, sino, también, el apropiarnos de nuestros dolores de las vulnerabilidades, de los procesos fisiológicos, biológicos y médicos que nos marcan, que nos dejan huella. Aprender a exteriorizar aquello que nos atenaza: gritar.

Relatos nada sexis - VVAA
Mothersplaining - Rebeca Moreno y Vanesa Ripio
Escritoras ilustradas - Herminia Luque
Whipping girl - Julia Serano
La barbarie patriarcal - Victoria Sendón de León
La mujer molesta - Rosa María Rodríguez Magda

subscríbete