tierra-y-fuego-

Esta obra es una clara reivindicación de la valía y del esfuerzo de superación contra las precariedades propias y ajenas de estos tiempos. Esta obra es una firme defensa del paisaje, de la fabulación y de esta fauna en contra de las tropelías que hoy impone la devastación, imparable de la bioespiritual diversidad de la vida y de la Tierra. Numerosos atentados contra el alma y la vida. Si la humanidad fuera racional, razonable, de verdad, debería de crecer con la absoluta necesidad de mantener viva la llama que desarrolla sus funciones y sus guirigays.

Si el escenario se hunde, por buena que sea la obra, el guión y los actores, es evidentemente que se va ha acabado su función…

 

 “… y comenzó de nuevo a navegar.”

Lo que ocupan los muertos - Maeve Ratón
Huertos de libertad - Gustavo Duch
El tamaño de tu ausencia - Andoni Colás
Vida en martes - Beatriz Sevilla
Mi reino es de este mundo - Murid Barguti
I el pit sospira i l'ànima es desvetlla - Josep M. Calaf Gestí