obscenica-9788412537178

Hilda Hilst es una de las más grandes escritoras brasileras del siglo XX. Poeta, dramaturga y novelista de personalidad irreverente, Hilst dedicó gran parte de su obra a la «narrativa obscena» con el fin de ganar lectores y dinero, según afirmó. Sin embargo, en el trayecto logró algo más importante: denunciar problemáticas sociales como la violencia de género en un momento en el que era tabú.

Obscénica es un libro dual que reúne buena parte de lo mejor de sus Cuentos de escarnio y su poemario Bufólicas. Esta edición muestra toda la potencia literaria de una autora que elevó la narrativa obscena a las Alturas y la acercó a Dios, al tematizar la corporalidad en su intento místico de hallar respuestas a preguntas trascendentales: «Hans era sabio, Clódia. Sabía que no había que hacerse demasiadas preguntas, que la vida solo es viable si se permanece en la superficie, en los matices, en las acuarelas».

Este libro es tan provocador como las imágenes —un estallido de colores y figuras pop-porno-soft— del renombrado artista portugués André da Loba. Seguramente Hilst, fiel a su estilo desenfadado, hubiera estado encantada con la publicación de esta obra y nos habría invitado a una fiesta exuberante e interminable para celebrarlo.

«Hilda Hilst se manifestó a favor de la libertad de las mujeres en lo profesional, lo artístico, lo amoroso y lo salaz. Cargó con marcas que en su época resultaban negativas y hoy la distinguen como una adelantada y una precursora.»  —Teresa Arijón y Bárbara Belloc

Hilda Hilst Nació en San Pablo, en 1930. Hija de una femme fatale y de un hombre que padecía esquizofrenia paranoide, su acomodada posición económica le permitió pasar varias temporadas en Nueva York y París. Al regresar se estableció en el bohemio barrio paulistano de Sumaré, donde frecuentó el demi-monde literario. En 1950 publicó su primer libro de poesía, Presságio, que fue celebrado ni más ni menos que por la gran Cecília Meireles. A comienzos de los años sesenta conoció al escultor Dante Casarini y juntos se mudaron a la Fazenda São José, en Campinas. Allí Hilda inició la construcción de la Casa do Sol, donde residió hasta su muerte. Su extraordinaria tetralogía de narrativa obscena se compone de Cuentos de escarnio, La obscena señora D, Cartas de un seductor y El cuaderno rosa de Lori Lamby. Su obra fue galardonada con los premios literarios más importantes de Brasil.

FAHRENHEIT 451 - Ray Bradbury
Alicia en el país de las maravillas - Lewis Carroll
VAMOS DE PASEO - Miriam Elia
VAMOS AL MUSEO - Miriam Elia
EL AÑO DE LA RATA - Mariana Enríquez
METRÓPOLIS - Christian Montenegro
icone subscripcions

En Virus también necesitamos recuperar energías.
Cerramos del 6 al 21 de agosto. Vuestros pedidos se prepararán a partir del 22.
¡Gracias por vuestro apoyo!